Estaba en medio de un evento junto a compañeros de la universidad, de pronto escucho una voz que decía: Joven Zheard, y usted ¿Hasta este momento, cual ha sido la mejor fiesta en la que ha participado?... Todos los presentes voltearon sus ojos hacia mí esperando seguramente escuchar algo interesante "Disculpe, no recuerdo exactamente, fue hace mucho"- Respondí pausadamente. El ponente siguió preguntando a otro asistente la misma pregunta y luego a otro y los demás reían de las anécdotas que se contaban. Yo aún seguía tratando en mi mente de recordar la última fiesta en la que había participado...

Luego de llegar a casa, vino a mí el recuerdo de mi última fiesta con amigos, -eso fue hace mucho cuando estaba en secundaria-. Wow, cuanto tiempo pasó hasta hoy! He hecho muchas cosas y otras simplemente se hicieron solas. Comencé a recordar las tantas veces que mis amigos insistían para ir de fiesta y siempre las rechacé aunque en el fondo quizás hubiera querido ir. Recordé que desde esa fiesta no he visto a ninguno de ellos y probablemente ya ni me recuerden porque perdí contacto.

En la actualidad, los jóvenes de mi edad van a fiestas para emborracharse, drogarse y bailar en descontrol como si no hubiera un mañana. Entonces, si evitaba las fiestas de antes, las de ahora mucho más... Mentiría si digo que no he entrado a un Pub con amigos y que la he pasado bien, pero la música y esa gente bailando (me gusta el arte y la danza lo es, pero ya saben... hay quienes buscan ser el centro de atención y los odio, jsjsjs Ok no!)  me obliga a escapar antes de que todo termine y siempre quedo como el tipo extraño y aburrido que prefiere estar en casa. Es complicado, a veces estas situaciones me ponen mal y me hacen pensar que estoy equivocado,  quizás debería dejarme seducir por la tentación -probar alcohol, fumar, drogarme- e intentar bailar la macarena y darle a mi cuerpo alegría y cosa buena. PLOP!

En fin, si pudiera organizar la mejor fiesta de mi vida sería una para reencontrarme con viejos amigos de la escuela, de la universidad, de la academia, del cyberspacio y/o redes sociales. El lugar sería lejos de la ruidosa ciudad, tal vez cerca a un río, una quebrada o a orillas del mar. La música sería en vivo, con una banda rock/pop que toque covers de nuestras canciones favoritas, luego retaría a mis amigos al JENGA, al BINGO y otros juegos de mesa y así mientras pasa la tarde... prender una fogata, sentarnos alrededor a contar historias, anécdotas, tocar guitarra; todo al aire libre bajo la luz de la luna y las estrellas, luego reir, llorar, y los que quieren beber, comer o bailar que lo hagan sin problemas mientras suene buena y relajante música y claro, nadie me obligue a bailar. ^^!

Puede que te interesen:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario