15 de febrero de 2015

El amor está en la Red.

 El cyberspacio está lleno de mentiras y de temores. Recuerdo que una vez conocí a una chica por Web chat que al poco tiempo me dijo que se había enamorado de mi "por mi personalidad" (claro que nunca creí tamaña pendejada). En ese entonces yo tenia 15 años y ella 18 o quizás más.

Nuestra plática siempre era contar sobre lo que hicimos en el día; ella poco hablaba de sus cosas, pero yo sí solía contarle lo bien que voy en el colegio y lo mal que la pasaba en el amor. Le contaba de todo y me gustaba recibir sus consejos, incluso me ayudó a olvidar a Estrella (Un amor del que alguna vez conté en un Blog)

*Estoy enamorado de una chica genial, o no sé, creo estarlo porque cuando la veo con mi amigo siento celos, rabia por la suerte que él tuvo al encontrarla antes que yo. El es un conquistador y me extraña que una chica como ella haya caído en sus《garras》. Al parecer ambos se aman y caen bien a todos así que no queda otra que resignarme. *

Un día ella me pasó una web para "h4ckear" correos y la curiosidad me hizo descubrir una realidad que me asustó y destruyó a cenizas ese extraño sentimiento que tenía por Estrella, la chica genial terminó siendo un aroma podrido que hacía de mi amigo y de dos tipos más su juguete sentimental. Fue una desilusión total y mi concepto de amor real murió.

Pasaron días y ella era mi consuelo, ella seguía enamorándome por Webchat hasta que llegó el momento en que sus halagos me aburrieron: ¡Basta! ¿Por qué me mientes?.¡Qué quieres realmente de mi?, esto es un chat y es obvio que tu avatar no es real, el mío tampoco lo es así que no volveré entrar más, no lograste tu propósito de dañarme más...

Y cerré la ventana consciente de que no tenía sentido seguir en algo que no podía prosperar pero agradecido porque al menos no sentí soledad cuando estaba ella. 

Tal vez si vuelvo a entrar algun día al WebChat ella esté allí todavia, tal vez...
Dejanos tu comentario: